Oración

“Dios, tú mi Dios, yo te busco, sed de ti tiene mi alma”
Sal. 63, 1

Intimidad con el Señor

Para las fraternas los momentos de oración son como agua viva que sacian nuestra sed, alimentan nuestro espíritu y nos mantienen unidas a la Vid verdadera. Nuestra vocación encuentra su fuente en el amor de Dios, en la escucha atenta a sus designios y se orienta a la unión plena con Él, a ejemplo de Jesús orante.

Oración comunitaria

A ejemplo de la comunidad del Cenáculo de Jerusalén, tenemos momentos de oración en común como el rezo de la liturgia de las horas, los retiros comunitarios, la celebración eucarística, la adoración al Santísimo Sacramento, el santo Rosario y la Lectio Divina.

Fraternidad Mariana de la Reconciliación © 2023 Todos los derechos reservados

Design by JP Creative Group